Librería Hijos de Santiago Rodríguez Librería Hijos de Santiago Rodríguez

Artículos (0)

0,00 €

LA TRIPLE E. ESCALA DE ESTABILIDAD EMOCIONAL. UNA PRUEBA PARA CONOCERSE Y, SI SE DESEA, MEJORAR (Edición digital) por: JAVIER URRA

LA TRIPLE E
Editorial:
Aguilar
ISBN:
978-84-03-51811-7
Páginas:
248
Formato:
Epublication content package
Derechos sobre el eBook:
Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.

Sinopsis

Javier Urra reta al lector a conocerse a sí mismo con La triple E. Escala de Estabilidad Emocional.

Javier Urra reta al lector a conocerse a sí mismo.

Este es un libro ágil, divertido, personal, que en gran medida escribe el sorprendido lector. Un instrumento útil para diagnosticar y pronosticar el rango de mantenimiento de la estabilidad emocional y la capacidad de recuperación de la misma, resultando un magnífico predictor del ajuste personal, de pareja, familiar, relacional, laboral y cívico. Mucho más que una escala, es una herramienta psicológica adaptada para que resulte divertido y sencillo analizar y entender las emociones positivas.

Sin examinarse a uno mismo los problemas aumentan hasta desembocar en crisis. Aventurarse a realizar este ejercicio permitirá a los lectores crecer personalmente y empatizar más con los demás.

De Javier Urra se ha dicho...
«Un estímulo positivo, para el cerebro y para el corazón.»
Leo Farache

«Una figura excepcional, amigo como pocos, intuitivo e inteligente.»
Javier Sádaba

«Javier es un hombre que hace que inmediatamente el interlocutor se sienta bien. Hace todo fácil.»
Espido Freire

«Aire fresco.»
Odile de la Fuente

«Consigue con sus frases e ideas hacer "click" en mucha gente.»
Antonio San José

«Mi maestro, y el gran divulgador de la Psicología.»
Mª Jesús Álava

«Uno de los científicos que mejor analizan, explican y estudian las emociones positivas.»
Carlos Chaguaceda

«Nuestro psicólogo de cabecera.»
Susanna Griso

«Deberían nombrarlo psicólogo protegido y de interés general.»
Teo Lozano

(Otros seguramente lo critican, pero lo hacen entre dientes).